Resumen

 

Aprovecharemos las hermosas botellas, que a diario se tiran para realizar una idea decorativa, económica,  delicada y fácil. Con el valor agregado de reciclar este material que tantos años tarda en degradar. 

 

Necesitas

1-botella de vidrio

2-convertidor o antióxido blanco

3-papel de seda de dos colores a elección

4-cola vinílica

5-barníz al agua

6-pincel

7-tijera

Pasos

1

Lavar la botella con agua y jabón.

2

Secar bien y pasar paño con alcohol.

3

Pintar con el convertidor de óxido.

4

Pegar (con la ayuda de un pincel y cola vinílica diluida con agua) el papel de seda previamente cortado con formas geométricas (cuadrados, rectángulos etc) cubriendo muy bien toda la botella.

5

Dar una o dos manos de barniz al agua.