Resumen

Por Dr. Marcelo Cubellun, Equipo de Bien Simple
Médico Psiquiatra
M.N. 69874

Cuando te dispones a tener relaciones sexuales por primera vez ingresas a un terreno desconocido. Es lógico y habitual que abunden las inseguridades y la incertidumbre. La sexualidad es una parte esencial en la vida de una persona, y su inicio no tiene por qué ser traumático. Ten en cuenta estos tips y aprende cómo relajarte y disfrutar de esta maravillosa experiencia.

 

 

Pasos

1

Decide tú mismo. Tu sexualidad es tuya, e iniciar las relaciones sexuales es una decisión que sólo te corresponde a ti. Nadie tiene el derecho de influenciarte ni obligarte. Es importante que, independientemente de la edad o de la persona con quien vivas este proceso, tanto la primera vez como todas las veces que mantengas una relación sexual, sea tu decisión.

2

Relájate. Si ya has decidido que deseas hacerlo, la clave estará en relajarte, ya que la tensión sólo hará que el acto sexual sea molesto o doloroso. Deja fluir tus pensamientos y verás cómo tu cuerpo también bajará las tensiones, sintiendo placer por la estimulación de sus zonas erógenas.

3

Procura una buena preparación previa. Es importante que previamente a la penetración, hayas alcanzado un alto nivel de excitación. Recuerda que no sólo debes estimular las zonas genitales, los besos y las caricias en toda la extensión del cuerpo generarán la excitación necesaria.

4

Infórmate acerca de los métodos de prevención contra enfermedades de transmisión sexual. Es imprescindible que, tanto tú como tu pareja, se encuentren advertidos de las distintas enfermedades de transmisión sexual, como así también de la posibilidad de un embarazo. Una sexualidad responsable los hará sentir más seguros a la hora de querer ponerla en práctica. Consulta con tu médico o con algún familiar responsable, cuáles son las formas más convenientes de cuidarse y de acceder a este momento.

5

Mantén una buena comunicación con tu pareja. Aunque probablemente el miedo y la inseguridad sean los sentimientos que te invadan previamente a “tu primera vez”, el poder expresar lo que quieres y cómo lo quieres en este momento, así como también tus prejuicios y limitantes actuales, es fundamental. Por ello, no dudes en comunicarle a tu compañero o compañera si algo te disgusta o te molesta. Seguramente, juntos, encontrarán la solución.

6

Sé consciente de la persona elegida. Dado que la sexualidad es un tema de la propia intimidad y hace a la integridad de una persona, una mala elección a la hora de intimar puede aumentar tu sentimiento de inseguridad y dejarte como recuerdo de este momento tan especial, sólo un trauma. Si la relación se basa en el respeto y en el amor, lograrán construir juntos esta primera vez y hacer de ella un encuentro sexual placentero.

7

Escoge un ambiente agradable. Si te sientes a gusto y seguro en el lugar en donde te encuentras, tendrás menos variables que acrecienten tus miedos. Un ambiente acondicionado con luz tenue, agradable aroma y buena música te otorgará el relax que necesitas para dejar a un lado tus inhibiciones y disfrutar del momento.

Importante

• Es imprescindible que te sientas seguro de la decisión para experimentar tu primera relación sexual, a pesar de que los miedos estén presentes. Pero con tranquilidad y ternura, podrás apaciguarlos y disfrutar de ella, viviéndola como un verdadero aprendizaje.

• No utilices nunca, pero menos en esta ocasión, la sexualidad como anzuelo o ancla de una relación afectiva. Ten relaciones sexuales, precisamente, cuando desees tener relaciones sexuales, no lo hagas para tener o retener una supuesta pareja.

• No te preocupes ni te culpes si requieres de algunos intentos previos a realizar la penetración. El camino del aprendizaje del despliegue sexual no es lineal.

Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.