Resumen

Elegir una persona como pareja según tus creencias puede ser difícil. En las religiones cristiana y judía, es prudente elegir a tu pareja según las citas de la Biblia a fin de asegurarte un compañero que comparta tus valores. He aquí algunos pasos que te ayudarán a encontrarlo.


 

Pasos

Paso 1

Deja de buscar pareja. Un intento desmesurado en busca de pareja puede significar pasar por alto a la persona Dios ha preparado para ti. Si te dedicas a vivir tu vida y servir a Dios y ayudar a tu prójimo, eventualmente conocerás una persona compatible con tus valores. Según cita la Biblia "El hogar y la fortuna son herencias de los padres, pero una esposa prudente viene del Señor." El Señor te mostrará la persona ideal en el momento preciso.

Paso 2

Confía en el instinto de tus padres o las personas mayores de tu parroquia. Si la gente que realmente quiere lo mejor para ti tiene sus reservas con respecto a alguien, sé cauto antes de elegir a esa persona. Como mínimo, deberás evaluar el comportamiento y las características que les preocupa sobre la persona en cuestión.

Paso 3

No elijas un no creyente como compañero. Corintios 2 6:14 dice : "No se unan ustedes en un mismo yugo con los que no creen. Porque ¿qué tienen en común la justicia y la injusticia? ¿O cómo puede la luz ser compañera de la oscuridad?"

Paso 4

No te fijes solo en el atractivo físico. A pesar de que esto es lo primero que le atrae de una persona al común de la gente, debes ser capaz de ir más allá de su belleza física y poder ver su interior. La Biblia nos advierte que las personas bellas no siempre cuentan con altos valores y que a veces pueden ser difíciles de llevar. Debes asegurarte que la persona con quien contraigas matrimonio sea también bella en su interior.

Paso 5

Observa los rasgos de su personalidad. El libro de Proverbios señala con claridad los rasgos de una esposa devota. En resumen, deberá ser piadosa, temer al Señor, ser sabia, honrar a su esposo, tener gracia y ser fiel. Proverbios también señala las características de un esposo devoto, que son ser compasivo, honesto, trabajador, sincero, mesurado, amable, sabio y capaz de escuchar consejos, debe ser perdonador, capaz de admitir errores, humilde, conciliador, caritativo, capaz de guardar secretos, debe obedecer al Señor, no ser celoso y finalmente, ver la vida en forma positiva.