Resumen

Un amigo termina su carrera, un nuevo miembro se incorpora a la familia, alguien vuelve de un largo viaje: siempre hay razones para agasajar y celebrar. Por eso es importante tener ideas frescas para hacer algo original y, sobre todo, dentro de tu presupuesto.


Pasos


1

Elige la fecha para hacer la fiesta. Debes contemplar, en primer lugar, la presencia del agasajado y, en segundo lugar, la de sus personas más cercanas. En definitiva, es un momento para él.

2

Busca el lugar para hacer el evento. Piensa cuántos serán para definir qué tipo de espacio necesitas. No hace falta alquilar un salón, consulta con otros amigos en común del agasajado.

3

Decide qué tipo de fiesta quieres que sea. A partir de las edades y el espíritu de las personas invitadas, puedes organizar una cena, algo sencillo por la tarde o un encuentro nocturno con tragos y música.

4

Compra comida y bebida suficiente. Si algo sobra, nunca viene mal.

5

Ambienta el lugar para crear un clima distinto, más si la persona conoce dónde está yendo. Cambia los colores de las bombillas de luz o decora con flores, globos y guirnaldas: harán del espacio algo más acogedor.

6

Divide los gastos de la fiesta entre todos los invitados o bien, con aquellos más cercanos a tu agasajado. Evita que él se dé cuenta.

7

Consigue un cómplice que lleve al agasajado por error hasta el lugar: una mentira piadosa, una confusión o un falso problema son muchas veces la clave para que la persona sea sorprendida.

8

Busca crear un momento especial. Puedes optar por música que el agasajado valora, un regalo, un video hecho con fotos o la aparición de un personaje sorpresa.


Importante

  • Este tipo de fiesta funciona a partir del esfuerzo. Esmérate y será un buen momento tanto para él como para ti. Y recuerda, la diferencia está en los pequeños detalles.





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad