Resumen

Quieres tener una noche relajada y feliz junto a ella. Quieres poder brindarle lo mejor de ti sin guardarte nada y quieres que ella disfrute de cada momento. Está en ti poder lograrlo.


Pasos


1

Invítala a cenar a tu casa con, al menos, un día de anticipación. Puedes llamarla, o jugar aún más y enviarle por e-mail una invitación especialmente diseñada para ella.

2

Decide el menú, confecciona una lista con los ingredientes necesarios y cómpralos con tiempo suficiente como para que no te falte nada.

3

Innova todo lo que quieras en la cocina, pero hazlo sobre la base de un plato que ya hayas preparado alguna vez.

4

Ocúpate de poner la casa a punto el día de la velada. Limpia, ordena o cambia muebles de lugar, sólo si crees que te hará sentir más cómodo en tu espacio.

5

Selecciona la música que oirán esa noche pero deja lugar para las canciones que dicte el momento. Si recuerdas algún tema que le guste, inclúyelo, sin abusar del recurso.

6

Escoge la ropa que lucirás cuando ella llegue. Evita estar impecable: un poco de desaliño queda bien en los hombres.

7

Antes de aventurarte en la cocina y esperar a que ella toque el timbre, date una ducha prolongada con agua tibia que relaje todos tus músculos.


Importante

  • Está bien atender a todos los detalles, siempre y cuando dejes abierto un canal para lo imprevisto. Deja que ella modifique el rumbo de la velada con su presencia. Has hecho un buen trabajo hasta aquí, así que entrégate a las sensaciones del momento.





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad