Resumen

Estás atravesando una magnífica relación sentimental. La vida te sonríe, todo está bien. Tienen una cuenta en común. Tu pareja tiene un celular y se comunican telefónicamente todo el tiempo. Nada podría estar mejor en este momento. De pronto, Las cosas cambian, no entiendes qué pasa exactamente y luego tu media naranja no vuelve para la hora de cenar, y no se siente con ánimo de hacer el amor contigo. Es hora de investigar.

Pasos

1

Piensa como una persona infiel. Aunque jamás se te haya ocurrido serle infiel a tu pareja, piensa qué harías y cómo la engañarías. Luego observa su comportamiento.

2

¿Tienes una factura telefónica conjunta? Recorre los números de teléfono marcados. Reconoces alguno? ¿Hay llamados hechos después de hablar contigo? ¿Existe un patrón? Observa bien y luego piensa, o mejor aún, llama a algunos de los números para saber quien contesta.

3

¿Tenían una cita para cenar y te llamó para cancelarla? Si te dijo que trabajaba hasta tarde, ve al lugar donde estaciona su coche y verifica que esté allí.

4

Si tienes una buena relación con amigos en común, elige uno y habla con la persona en privado, tal vez tenga más información de la que te imaginas y se sienta lo suficientemente seguro como para contártelo ya que pediste su ayuda.

Paso 5

Averigua con sus padres o parientes cercanos si han notado un cambio reciente en su comportamiento.

6

Haz un poco de espionaje creativo. Antes de lavarle los jeans, busca en sus bolsillos a ver si encuentras una factura de un restaurante donde no cenaste con tu media naranja.

7

Verifica sus gastos de tarjeta de crédito. ¿Ves alguna factura de compra de flores, alhajas o una cuenta de hotel?

8

¿Está sin ganas de compartir cualquier cosa contigo cuando llegas a casa? Esa podría ser una buena señal de que algo está sucediendo.

9

¿Tienen conversaciones cortas y superficiales? Seguramente hay un problema.

10

¿Alguna vez contestaste el teléfono y una persona de tu mismo sexo dice que marcó el número equivocado? ¿O por ejemplo, suena el teléfono y cuando estás a punto de contestar, tu pareja se adelanta para contestar el llamado? Esto puede suponer una infidelidad.

11

Pegúntale sin vueltas dónde ha estado y qué está sucediendo. Es mejor desenmascararlo y continuar a partir de allí.