Resumen


Por Dr. Marcelo Cubellun, Equipo de Bien Simple
Médico Psiquiatra
M.N. 69874

 

El buen rendimiento sexual poco o nada tiene que ver con el buen desempeño físico. Existen cuestiones que son claves a la hora de sentir y juzgar el desempeño sexual. Practica estos consejos y conviértete en un experto irresistible.


 

Pasos

1

Dile adiós a la timidez. Anímate a conocer a tu cuerpo y quererlo tal cual es. Será la puerta de entrada para descubrir las poderosas sensaciones que provoca y, cuando estés en plena excitación, será mucho más simple disfrutar. Tu compañero o compañera lo percibirá y será inolvidable para ambos.

2

Retoma viejas estrategias de seducción para encontrarte sexualmente con tu pareja. Saca del “closet” aquellos gestos, miradas y movimientos con los que lo sedujiste. Hazle conocer tus deseos sin emplear una sola palabra. Recuerda que el lenguaje no verbal es poderoso y logra transformar las situaciones en algo más sexual, interesante y excitante.

3

No hables de más. Recuerda aquello de “el pasado pisado”. Nunca indagues sobre cómo se aprendió determinado movimiento o postura. Preguntas de esa índole pueden convertir el momento en una pesadilla. Por ello, no hables de más y fomenta el lenguaje no verbal y pocas palabras pero efectivas.

4

Apuesta a la variedad. Caer en la monotonía es caer en la trampa. Tener un buen desempeño sexual depende exclusivamente de la creatividad que puedas desplegar. Por ello, deja volar tu imaginación, teniendo presente que mientras los dos se sientan cómodos, todo vale.

5

Presta atención a sus gestos. Un buen indicador de que vamos en camino de convertirnos en expertos es prestar atención a los gestos de tu compañero. La presencia o ausencia de señales corporales indican si realmente eres efectivo a la hora del sexo, o si tienes que seguir trabajando en ello.

6

Siempre hay tiempo. Aunque tengas hijos, jornadas laborales extensas y agotadoras, o mil ocupaciones en la agenda diaria, ingéniatelas para tener encuentros eróticos con tu pareja. Recuerda que es una de las formas fundamentales para mantener la llama encendida de la relación. Demostrar el deseo es ser un buen amante.

7

Aprende a esperar el orgasmo. Es importante saber esperar y respetar el tiempo de cada uno. Un buen amante es aquel capaz de retardar la descarga, para lograr cierta simultaneidad a la hora del orgasmo.

Importante

• Recuerda que existen sutilezas vitales que poco o nada tienen que ver con el buen desempeño físico y que son claves a la hora de juzgar qué tan buenos somos para el sexo.

Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.