Resumen

La molestia de tener encías que sangran, puedes remediarla con remedios caseros. Escoge algunas de estas variantes y ya no sufrirás cuando te cepilles los dientes.



Necesitas

Romero
Té helado
Borraja

Pasos

1

Pon a hervir romero durante varios minutos para suelte todos sus aceites esenciales.

2

Haz buches con el agua de romero, manteniéndolo en la boca por varios minutos.

3

Deja un puñado de hojas de borraja en agua durante toda la noche.

4

A la mañana siguiente, úsala como enjuague bucal.

5

Haz buches de té helado bien cargado tres veces al día. Te aliviará el malestar que producen las encías.

Importante

  • Si la molestia es muy severa, visita a tu odontólogo. Él sabrá qué tratamiento recomendarte.