Resumen


Por Dr. Mariano Cianciardo, Equipo de Bien Simple
M.N. 98191

El control prenatal consiste en vigilar la evolución del embarazo para lograr un nivel óptimo de salud de la madre y del feto con el principal objetivo de disminuir la morbimortalidad (riesgo de enfermedad o muerte) materna y fetal y, además, asegurar la correcta atención del embarazo para poder diagnosticar precozmente cualquier enfermedad materna y/o fetal. ¿Qué debes hacer? Leer esta nota.

 

Pasos

1

Ante un test de embarazo positivo, saca turno con un obstetra de tu confianza para iniciar el control prenatal.

2

Anota la fecha del primer día de tu última menstruación.

3

Control prenatal

Durante el control prenatal, el médico se ocupará de:

• enseñarte sobre el embarazo, la dieta y los hábitos que debes seguir, así como la indicación de tomar ácido fólico y otros complejos vitamínicos de acuerdo con tu necesidad;

• controlar cualquier condición médica que puedas tener (como tensión arterial o presencia de edemas, entre otros síntomas);

• indicarte exámenes para detectar posibles problemas en el bebé;

• pedirte estudios para detectar problemas de salud tuyos (como la diabetes gestacional, que es el aumento de los niveles de azúcar en sangre que puede producirse durante el embarazo);

• recomendarte otros servicios, como los grupos de apoyo o clases para la preparación para el parto.

4

Periodicidad del control prenatal

Un plan de cuidados prenatales típico para una mujer con un embarazo normal de bajo riesgo es:

• semanas 4 a 28: 1 visita al mes (cada 4 semanas);

• semanas 28 a 36: 2 visitas al mes (cada 2 semanas);

• semanas 36 hasta el parto: 1 visita a la semana.

Importante

• Una vez realizado el diagnóstico de embarazo, no dejes de consultar a tu ginecólogo de cabecera.

Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.