Resumen

El desmayo o síncope, que es la palabra médica adecuada, es la pérdida del conocimiento de una persona, asociada con una relajación total de los músculos.
Esto puede acontecer de forma brusca e inesperada, o estar precedida de síntomas como mareos, transpiración, nauseas o ruidos en los oídos (acúfenos), que alertan sobre una pérdida de conocimiento inminente.
Generalmente el cuadro dura algunos minutos, y su extensión no está relacionada con la gravedad de la causa que lo origina.
Sus causas son múltiples, si bien en algunos pacientes es imposible encontrar una causa específica que haya provocado el síntoma. Es muy importante, sin embargo, hacer todo lo posible para descartar que sea síntoma de una enfermedad cardiovascular o neurológica.
Lee aquí algunos consejos para saber cómo deberás proceder si alguien se desmaya a tu lado.


 

Pasos

 

1

Asegúrate de estar en condiciones de ayudar a la persona desmayada. Caso contrario, permítele a otro, que lo haga.

 

2

Mantén la calma, ponte a su lado y cerciórate que respire. Si no lo hace, abre su boca empujando con una mano el mentón hacia arriba, y con la otra la frente hacia atrás.

 

3

Si con esta maniobra no respira, deberás comenzar, si las conoces, con las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

 

4

Si respira, ubícalo de costado. De este modo se evitará que si vomitara, el contenido fuera a los pulmones. 

 

5

Si quien se desmaya es una mujer embarazada, deberás colocarla sobre su costado izquierdo. Esto hará que la sangre circule mejor.

 

6

Una vez asegurada la respiración, procura elevar las piernas de la persona unos 30cm.

 

7

Impide que se aglutinen personas alrededor del desmayado. Trata de mantener el espacio con aire fresco.

 

8

Si encuentras una persona desmayada dentro de un lugar cerrado o con calefactores o calefones, retírala de ese ambiente y abre puertas y ventanas.

 

9

Llama, o logra que alguien llame, a un sistema de atención médica de emergencias o, si se recupera, acompáñalo a un servicio de urgencias.


Importante

  • Si te has desmayado anteriormente por alguna causa determinada (restricción de alimentos o de líquidos, ejercicios bruscos, estrés, discusiones acaloradas) evítala e intenta resolverla a la brevedad.
  • No realices movimientos bruscos e incorpórate despacio.
  • Si sientes que te desvaneces:
    Acuéstate con las piernas elevadas o siéntate con la cabeza hacia abajo.
    Si eres diabético, ingiere una infusión o alimento con azúcar de rápida absorción como caramelos, bebidas cola o frutas.
    Si has realizado alguna actividad física intensa toma líquidos, come algo y descansa.
    Si te encuentras en una habitación cerrada, abre puertas y ventanas.
    Si estuviera prendido algún calefactor, apágalo, ventila el ambiente y sal inmediatamente de él.







Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad