Resumen

Por lo general, cuando tienes dolor de oídos, se trata de una infección bacteriana, provocada por inflamaciones, traumatismos o la presencia de cuerpos extraños. Si además del dolor, sientes picazón, sensación de oídos tapados, disminución de la audición unilateral o fiebre, es tiempo de tomar algunas medidas.


 

Pasos

 

1

Toma un analgésico indicado por el médico del tipo de la aspirina: el ibuprofeno o el paracetamol.

 

2

Si el dolor ha sido causado por una infección, deberás completar el tratamiento antibiótico que te hubieran indicado.

 

3

Si tienes una otitis externa, colócate tres o cuatro gotas de alcohol boricado a saturación, para desinflamar y quitar los restos de agua del conducto auditivo externo.

 

4

Si sientes el oído tapado tras salir del agua, coloca la cabeza de costado, con el oído hacia abajo.

 

5

Si sueles padecer de otitis externas, asegúrate de secarte bien los oídos con la toalla luego de ducharte o salir del agua.

 

6

Si tu dolor de oído es provocado por el descenso desde grandes alturas, mastica chicle o bosteza.

Importante

  • Consulta con un otorrinolaringólogo para que determine si tu dolor de oído es irradiado desde otro lugar de tu cuerpo, como las mandíbulas.
  • Si viaja en avión y estás con algún proceso inflamatorio en el oído, consulta con tu médico sobre la posibilidad de utilizar algún descongestivo local o general.
  • Los tapones especiales para oídos no impiden completamente el paso de agua.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad