Resumen

Antes de comenzar a hacer cualquier actividad física, es necesario que nuestro cuerpo entre en calor para poder darle la mayor efectividad posible al ejercicio elegido y disminuir las lesiones, además de motivarnos y ayudar a concentrarnos en la actividad que vamos a hacer.
Siempre hay que tener en cuenta tres factores: la intensidad del calentamiento, la duración y qué se hará.


Pasos


1

Comienza haciendo un esfuerzo leve, por ejemplo camina, y aumenta el ritmo progresivamente hasta alcanzar el nivel de intensidad del ejercicio que has elegido (camina normal, luego cada vez más fuerte hasta comenzar a trotar y a correr).

2

Dependiendo de la intensidad de la actividad física que practicarás será su duración, a más intensa más tiempo. En general deberás calentar entre 8 y 15 minutos, a lo que luego le agregarás el calentamiento específico.

3

Haz primero un calentamiento general con movimientos de los grupos musculares más importantes.

  • 3 a 5' de caminar suave o bicicleta fija.
  • 3 a 5' de estiramiento de los músculos trabajados.
  • 3 a 5' de ejercicios abdominales, lumbares o saltos.

4

Si vas a realizar un deporte determinado, repetirás varias veces movimientos específicos del mismo entre 10 y 15 minutos descansando 5 minutos luego de hacerlo, lo cual mejorará tu coordinación.


Importante

  • El calentamiento debe ser individualizado según la edad (a menor edad menor tiempo), el tipo de actividad física elegida (si es para un deporte específico o para actividad intensa deberás asesorarte con un especialista), el grado de entrenamiento (menos entrenado menor intensidad), la hora del día en que lo hagamos (nos llevará más tiempo por la mañana) y la temperatura (si hace frío debemos calentar más).





    Atención

    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad