Por Dra. Gabriela Pahissa, Equipo de Bien Simple
Médico Clínica
M.N. 73182

Resumen

Si quieres ahorrarte las sensaciones de pesadez, dolor estomacal y cefalea, provocadas por una mala alimentación, toma en cuenta estos consejos y podrás evitar esos malestares físicos.


 

Pasos

1

Come relajado, despacio, en un ambiente tranquilo y sin hacer otra actividad a la vez.

2

Date un mínimo de medio hora para comer. Si comes dos platos, haz una pausa entre el primero y el segundo.

3

Mastica bien los alimentos. La acción de la saliva permite un adecuado procesamiento de las azúcares.

4

Trata de no hablar demasiado mientras comes.

5

Fracciona las comidas y no te sirvas platos muy abundantes.

6

Procura que tus comidas principales sean el desayuno y el almuerzo. Cena poco.

7

Privilegia las cocciones livianas, hechas mediante el vapor, el horno, la plancha o el hervor.

8

Mantén una dieta abundante en fibras, que incluya verduras, frutas, pan de salvado y cereales.

9

Trata de evitar los alimentos que aumenten la fermentación, como las legumbres y las coles.

10

Recuerda que las carnes más fácilmente digeribles son las de pescado.

11

Cocina bien las pastas para que sean fácilmente digeribles.

12

No te excedas con las comidas con alto contenido graso como las frituras y evita los irritantes gástricos, como el alcohol, la cafeína o los picantes.

13

Completa tu dieta con productos que mantengan la flora intestinal activa, como el yogur.

14

Toma de 2 a 2,5 litros de líquidos por día, en lo posible lejos de las comidas.

Importante

  • Realiza actividad física en forma regular durante la semana.
  • Si tienes problemas con tu digestión, haz una consulta a tu médico para que te dé un tratamiento específico.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad