Resumen

Por Lic. Ana Fernández Molina, Equipo de Bien Simple
Licenciada en Nutrición
M.N. 2405

La anemia, enfermedad de la sangre que afecta a 1 de cada 5 mujeres, se traduce en una disminución de los glóbulos rojos, la hemoglobina y por lo tanto del hematocrito. La persona anémica siente cansancio y falta de energía, ya que todo el organismo siente la falta de oxígeno al realizar cualquier actividad. Si tu alimentación es pobre en hierro, es posible que tu cuerpo esté quedándose sin las reservas de este mineral, aun sin estar anémico desde el punto de vista bioquímico. Lee esta nota y fortalécete.


Pasos

1

El hierro se incorpora a tu organismo a través de los alimentos que ingieres. Existen dos tipos de hierro: el que proviene de las carnes, llamado hierro hemínico, y otro que se encuentra en los vegetales, las legumbres, los cereales, el huevo y la leche, llamado hierro no hemínico.

2

Recuerda que las principales fuentes de hierro hemínico son las carnes rojas, la morcilla, el hígado y el riñón. Le siguen, con menor concentración, el pollo y el pescado.

3

Los alimentos que aportan hierro no hemínico son los vegetales de color verde oscuro, como la espinaca y el brócoli. También las lentejas, los cereales integrales, el huevo y la leche.

4

Algunas sustancias favorecen el aprovechamiento del hierro y otras lo inhiben. Para que el organismo incorpore el hierro hemínico en mayor proporción, consúmelo junto con carne o vitamina C. La vitamina C está presente en: tomate, frutas cítricas, brócoli, repollo, ají crudo, frutillas y kiwi. Las sustancias que contrarrestan la absorción del hierro son el café, el té y el mate. Por ello, bébelos cuando hayan pasado dos horas de haber comido alimentos que aporten hierro.

5

El ácido fólico es beneficioso para los glóbulos rojos. Además disminuye la cantidad de una sustancia que circula por la sangre, llamada homocisteína, cuyo aumento es perjudicial para el corazón.

Importante

  • Ante cualquier síntoma de cansancio, consulta con tu médico para realizar un chequeo general y conocer tu estado de salud.
  • Recuerda que si eres mujer en edad fértil tienes una pérdida extra de sangre cada mes, lo cual promueve la falta de hierro en tu organismo. Esto es un motivo más para consultar a un profesional.
  • La deficiencia de hierro originada por carencias nutricionales es la principal causa de anemia.
Atención
Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad.