Resumen

Los ecualizadores gráficos están diseñados para personalizar la calidad de sonido que sea agradable para tus oídos y cerebro. Sin embargo, cada cerebro tiene diferentes gustos para diferentes notas. Los ecualizadores gráficos básicamente tienen el objeto de aumentar o disminuir el volumen de una nota en particular. Un extremo del espectro controla el volumen de las frecuencias más bajas o notas graves, y el otro extremo controla las notas agudas o de alta frecuencia. Muchos cerebros prefieren escuchar ambos extremos con igual intensidad. Lo cual significa que cada grupo de ecualizadores gráficos debería formar una letra "U" o "V". Pero todo depende de tu cerebro y también del tipo de música que estés escuchando, ya sea rock, pop, country u otros géneros. Sigue leyendo para aprender a configurar los ecualizadores para obtener un sonido óptimo en tus parlantes cuadrafónicos.

Necesitas

  • Sistema de sonido estéreo con ecualizadores gráficos
  • Parlantes colocados en forma correcta, simétrica y distribuidos parejamente.

Pasos

Paso 1

Siéntate frente a tu equipo musical para que todos los parlantes estén equidistantes de ti y ubicados en forma simétrica. Mantén el control del ecualizador frente a ti.

Paso 2

Lleva todos los controles a "0" en el medio formando una línea recta. Si tienes más de un conjunto de ecualizadores nivélalos todos en "0" y haz cambios simétricos en todos los grupos.

Paso 3

Haz sonar un CD de rock suave o de música pop.

Paso 4

Aumenta la frecuencia de los bajos hasta el máximo. Haz esto en todos los grupos de ecualizadores.

Paso 5

Aumenta la frecuencia de los agudos al máximo. Nuevamente, hazlo en todos los grupos.

Paso 6

Haz ajustes en estas dos notas extremas para ver hasta dónde prefiere tu cerebro las notas graves y agudas.

Paso 7

Una vez que conozcas tu gusto sobre las notas extremas, ajustar el resto será fácil. Lleva el control del medio primero al máximo y luego bájalo lentamente hasta que llegues al nivel deseado. Acabas de configurar un patrón personalizado de tu ecualizador gráfico. Juega con el resto de los controles para obtener la más óptima calidad de sonido.