Resumen

Aquí te explicaremos el proceso de templado y endurecimiento del acero.
Muchas herramientas comunes se templan y de esta manera endurecen, para
alargar su vida útil.

Necesitas

Fuente de calor
Cubo con agua limpia
Acero.

Pasos

Paso 1:

Primero debes comprender el proceso, antes de poder ponerlo en práctica.
Primeramente, se moldea el metal a la forma deseada. Nosotros utilizaremos
como ejemplo un destornillador de paleta. Luego de moldear la punta de nuestra
barra de acero en forma de paleta, debe ser endurecida. Calientas la barra hasta
que el metal esté al rojo, (anaranjado) y luego lo enfrías en agua limpia.
El súpercalentamiento y enfriamiento rápido dan al metal una gran dureza.
Sin embargo, también lo hacen muy frágil. A veces, deseamos una gran dureza del
metal, pero si tu destornillador es muy frágil, se romperá apenas le hagas un
poco de fuerza. Y aquí es donde necesitarás el temple.

Paso 2:

Luego de endurecer el destornillador, estará muy duro y frágil. Entonces, debes
llevarlo al punto de temple. Lograrás esto calentando lentamente la punta plana
de la herramienta. Pronto aparecerá una marca azul por la temperatura en ascenso,
que viaja a lo largo de la barra. Cuando veas esto, habrás llegado a la temperatura
adecuada para el templado. Coloca la herramienta sobre una superficie metálica
para que se enfríe lentamente. Cuando esté frío, tu destornillador estará templado.

Paso 3:

Con este proceso de templado, tu destornillador estará endurecido y ya no será tan
frágil, permitiendo que apliques fuerza sin que salten astillas de la punta.