Por: Lisandro Aguilera, Equipo de Bien Simple.
Artista Visual.

Resumen

Aprende un sencillo truco para realizar fácilmente uno de los temas más recurrentes dentro de la historia del arte, el autorretrato. 


 

Necesitas


Espejo
Vidrio
Lápiz
Marcador negro permanente o indeleble
Lámpara eléctrica
Papel delgado


Pasos


1

Siéntate a la mesa o al tablero donde dibujarás, de manera que te sientas cómodo/a como para mantenerte quieto/a durante varios minutos frente al espejo.

2

Apoya el vidrio sobre el espejo y dibuja tu reflejo sobre el vidrio con el marcador negro.

3

Cuando hayas terminado de dibujarte en el vidrio deja de lado el espejo.
Pon detrás del vidrio la lámpara encendida.
Apoya sobre el vidrio el papel y verás que se traslucen las líneas que has dibujado con el marcador.

4

Utiliza el lápiz para remarcar sobre el papel las líneas que se traslucen.
Al terminar, ayudándote con el espejo, puedes continuar el autorretrato para darle volumen con valores de grises.


Importante

  • Puedes limpiar el marcador del vidrio con un algodón embebido en alcohol.





    Atención
    Este artículo ha sido dado de alta por el equipo de Bien Simple y no puede ser modificado por la comunidad