Resumen

Es muy común que cuando tenemos una fiesta o un evento público al aire libre nos llueva acabando con el festejo y corriendo a todos nuestros invitados. Eso pasó precisamente el cumpleaños pasado de uno de mis sobrinos. Nosotros estábamos afuera tomando unas cervezas mientras los niños jugaban, empezó a llovisnar y mi prima (bruja) inmediatamente entró a la cocina corriendo, sacó un cuchillo y lo enterró en la tierra del césped. Como por arte de magia o brujería (como más les guste) dejó de llover. Mi hermano asombrado le cuestionó que si para que había hecho eso, a lo que mi prima contestó "para que dejara de llover". Todos soltamos la risa y le preguntamos si ya lo había hecho antes a lo que contestó que sí. Todos empezamos a bromear diciéndole a su esposo que más le valía portarse bien o su esposa bruja lo iba a convertir en sapo.
En fin. Yo no he tenido oportunidad de probarlo, pero ustedes pueden hacerlo y después me platican cómo les fue.

Necesitas

Un cuchillo.

Pasos

Clavar el cuchillo en la tierra.

Importante

Cuidado con los rayos.